¿QUÉ ES COPEVI?

Estrategia

Para adecuarse y responder a los cambios que la realidad impone, la estrategia de Copevi se define de manera abierta y flexible.

 Actualmente, Copevi centra su atención en tres ejes rectores cuyo fin es la construcción del poder local:

1)  Sujetos / Actores: involucra desde la persona hasta organizaciones de orden planetario.

2)  Territorio: va desde el espacio personal que la persona ocupa en su cotidiano (casa, oficina, escuela), pasa por el barrio, la ciudad, etc. hasta el propio universo.

3)  Acciones: refiere las que realizan los sujetos hacia si mismos y/o hacia sus territorios de actuación.

Al interactuar, estos ejes generan tres planos para la acción de los sujetos, portando cada uno objetivos, quehaceres y categorías específicas de trabajo:

§  Plano socio–económico: busca mejorar las condiciones materiales de vida; refiere el quehacer técnico y por tanto, la construcción de capacidades para lograrlo. Sus categorías y conceptos se ligan al desarrollo territorial sustentable, a lo técnico, lo territorial, lo económico, lo ecológico y lo tecnológico.

§  Plano socio–cultural: el objetivo es la obtención y fortalecimiento de habilidades, capacidades, actitudes, visiones y valores; significa el quehacer formativo. Sus categorías y  conceptos son la identidad, la autonomía solidaria y corresponsable,  capacidad social, lo pedagógico, lo subjetivo (género, generación, etnia) y lo ético.

§  Plano socio–político: para fomentar relaciones sociales democráticas, de manera integral y participativa; el quehacer es organizativo-articulador e implica categorías y conceptos específicos sobre modelos de convivencia, proyecto social, lo político, lo público, la gobernabilidad, lo ciudadano y la participación.

El trabajo en los ejes rectores exige intencionalidades estratégicas claras. Con los Sujetos / Actores se impone una tarea de vinculación social para lograr sinergia hacia los cambios que pretendemos. En el Territorio se necesita la articulación territorial. Y,  en las Acciones, se requiere la integración de las mismas.

Igualmente, para el ámbito de actuación de cada sujeto, es indispensable proyectar y aterrizar dos tareas:

·         Hacia el interior del ámbito propio de actuación, es necesario desarrollar capacidades (poderes) como: el conocimiento profundo, el análisis, la generación de propuestas, la acción, la transformación; en síntesis, la integración y manejo del ámbito propio.

·         Hacia el  ámbito exterior se requieren capacidades (poderes) de articulación, de proyección, de incidencia y de generación de cambios que fortalezcan la acción.

Esta concepción nos permite construir poder en “bloque” integrando cada vez a más sujetos, territorios y acciones, en una asociación positiva. Y, plantear tácticas que permitan, si no eliminar, al menos contrarrestar acciones negativas que otros actores ejercen en la realidad donde se actúa.

Esta concepción también proporciona una base clara de orientación para nuestro trabajo en el sentido de aportar al mejoramiento de las condiciones de vida y al desarrollo de los sujetos y territorios de actuación, detonando procesos organizativos, de planeación y gestión  participativa, proyectos innovadores y políticas públicas alternativas; incidiendo a la vez, en la generación de una nueva cultura y ética política en el ejercicio del poder, de la ciudadanía y del gobierno, desarrollando procesos amplios de educación y formación social y política, ciudadana y municipalista; impactando con esto la transformación del conjunto de relaciones sociales y la generación de nuevos marcos de referencia que permitan la concreción de una vida digna para todas las personas.

Materiales relacionados